Fabricantes

Productos más vistos

Novedades

Los más vendidos

Nuevo ¿AJUSTAR LA POTENCIA DE LA CALDERA A LAS NECESIDADES REALES DE LA INSTALACION? Ver más grande

¿AJUSTAR LA POTENCIA DE LA CALDERA A LAS NECESIDADES REALES DE LA INSTALACION?

Nuevo producto

Sobre este tema se han escrito muchas páginas hasta la actualidad, y hasta hace poco tiempo se aconsejaba ajustar la elección de nuestra caldera de pellet o leña a lo que realmente necesitábamos para nuestra vivienda.
De tal modo que, si nuestra vivienda era de 120 metros cuadrados, con una potencia de caldera de unos 12 kW, era más que suficiente, ya que se evitaría de esta manera encendidos y apagados por temperaturas de cuerpo de caldera, tan odiados y malos en biomasa.
Aunque ya tengo algún artículo comentando más sobre este tema, resumo un poco lo que realmente importa de una caldera de pellet. LA POTENCIA MINIMA, ya que esta es la que va a hacer que nuestra caldera se apague o no. En la actualidad con las nuevas construcciones con tan pocas perdidas de calorías, tan bien aisladas, y la gran mayoría de meses con unas temperaturas muy suaves, nuestra vivienda necesitara en muchas ocasiones tan solo 3 o 4 kW de potencia a la hora, si tuviéramos una caldera que en mínima potencia nos ofrezca esa potencia no tendremos problema, pero si por el contrario tenemos calderas con mayores potencias en la mínima, la caldera parara por temperatura de cuerpo, y eso no es recomendable.
Este es el único motivo por el que se recomienda calderas ajustadas en potencia, ya que normalmente las calderas tienen una relación entre la potencia máxima y mínima. Por ejemplificarlo una caldera de 12 KW en potencia mínima nos dará 3 KW, pero una caldera de 30 KW nos dará en mínima unos 5-7 KW.
Estos datos también pueden variar dependiendo del tipo de caldera que compremos, hasta hace unos años, las calderas que se vendían eran bastante rudimentarias, con quemadores con una gran aportación de combustible, haciendo imposible una buena modulación, y con potencias muy altas, casi había que instalar por obligación depósito de inercia para asegurar buenas combustiones y para evitar tantos apagados y encendidos.
Pero en la actualidad la gran mayoría de las calderas incorporan otro tipo de quemadores mucho más flexibles, que hacen que la potencia mínima sea la misma en calderas de 12 KW que en calderas de 25 KW.
Aun se siguen vendiendo calderas como las que hemos mencionado con potencias muy altas en la mínima potencia, por eso el futuro comprador deberá de prestar atención a estos detalles, sobre todo tiene que ver con el sistema de quemador y su aportación de combustible, si el cliente final tiene mayor informacion podrá tomar mejores decisiones, y este tipo de artículos están destinados a ese fin.
Por lo tanto, después de haber considerado todo esto, queda una pregunta en el aire ¿Qué compra seria más ideal si una caldera de 25 KW, me aporta en mínima potencia lo mismo que una de 12 KW?
No responderé aun, y tratemos este asunto con un poco más de detalle.
Las calderas tienen un rendimiento máximo y mínimo, saber cómo funciona este rendimiento nos indicara que elección seria la más apropiada. Por norma general las calderas tienen el mayor rendimiento en mínima potencia y el menor en máxima. ¿Por qué?, En máxima potencia el quemador funciona a plena potencia haciendo que el hogar de combustión tenga mayores temperaturas, esto hace que la temperatura que pasa a través de los intercambiadores sea más alta, y por lo tanto cuando estos gases calientes salen por la chimenea son mucho más elevados que cuando funciona la maquina a la menor potencia.
Está claro que, si queremos calentar el agua dentro de los intercambiadores, los gases deben de tener cierta temperatura, por lógica mayor temperatura que la del cuerpo de la caldera, sino no existiría intercambio. A mayor potencia mayores intercambios, más rápidamente calentamos el agua, por eso he indicado que no siempre se consigue el mayor rendimiento en la menor potencia, pero está claro que en la máxima tampoco, por lo tanto, el mejor rendimiento se encontrara en un rango entre estos dos. Dependiendo del tipo de máquina y del sistema de cuerpo de dicha maquina en unos casos será una potencia intermedia, pero el rango de mayor rendimiento se encuentra casi siempre entre la mitad de la potencia de la caldera y la mínima de esta.
Por lo tanto, si compramos una caldera muy ajustada a nuestra necesidad real, no correremos el riesgo de que este apagando y encendiendo muy a menudo, pero sí que corremos el riesgo sobre todo en meses muy fríos que nuestra caldera trabaje al máximo de su potencia muchas horas, no obteniendo en mejor rendimiento.
Si observáramos detalladamente a muchos de los fabricantes de calderas, observaríamos que tienen el mismo cuerpo de caldera, me refiero a medidas, litros de capacidad dentro del cuerpo de la caldera, el mismo peso, vamos que parecen copias exactas, pero en cuanto a la potencia vemos que existen unos diferenciales, por ejemplo, podemos ver calderas de 25 kW, iguales que su inferior de 18 kW. ¿Qué significa esto?
Que utilizan el mismo cuerpo, pero la de 18 KW está limitada en su potencia máxima, y si el fabricante nos ofreciera unos rendimientos máximos y mínimos, observaríamos que en los mínimos existe un diferencial a favor de la de 18 KW, ya que el mayor rendimiento de la maquina se obtiene en las mínimas potencias ambas maquinas ofrecen el mismo rendimiento, pero no es así con el mínimo rendimiento que se obtiene con la maquina a la máxima potencia certificada.
Por eso cuando compremos una maquina no solo nos fijemos en el rendimiento del producto, ya que la gran mayoría de fabricantes nos ofrece este rendimiento en la mínima potencia, deberíamos de indagar cuál es su mínimo rendimiento.
Si hiciéramos esto, quedaríamos un poco asombrados, ya que hay maquinas que indican que ofrecen un 89 % pero la realidad es que al final si están trabajando a máxima potencia la gran mayoría del tiempo será algo más del 84 %.
Pero como después de tanto repetir por parte de los profesionales del sector de comprar maquinas ajustadas a la potencia real, parece que se ha grabado por fin esto en la mente del usuario, y el usuario demanda esto ya que parece una LEY de la biomasa.
Y aunque yo también he mantenido siempre esta LEY, los aparatos actuales están muy muy mejorados y por lo tanto lo que era LEY ha pasado a ser recomendación con matices. ¿Qué quiero decir?, que evidentemente según qué tipo de calderas y quemadores esto sigue siendo una ley, ya que hay fabricantes que siguen manteniendo el formato de calderas que se vendían hace 10 años, pero ya casi es una minoría.
Muchos fabricantes dándose cuenta de las distintas estrategias del mercado, y sobre todo de la demanda de sus usuarios, han observado que tienen mayores ventas en productos más ajustados en potencia que en potencias superiores, por lo que han segmentado más las potencias de las calderas, sacando de fábrica los cuerpos de caldera de 25 kW o 20 kW, pero regulados a 12 KW o incluso a 10 KW. Con esto consiguen mejores resultados, y si en algún caso en particular, dependiendo del tipo de vivienda donde se instale la caldera necesitan mayor potencia, no tienen problema en modificar la potencia máxima, insitu en casa del cliente, pero con el desconocimiento del propio cliente, al fin y al cabo, que más da cuanta potencia tiene la caldera que tengo en el garaje o el sótano, yo lo que quiero de una caldera es que me de calor y que me gaste poco, y eso está conseguido.
Todo esto tiene un problema, el precio, está claro que estas calderas tienen un precio algo mayor que otras que tienen realmente 12 KW, porque esto hay que decirlo también, la gran mayoría de calderas ofrecen la potencia real que compramos. Este articulo tan solo quiere explicar algo que podemos encontrarnos, y que con informacion podamos tomar mejores decisiones.
Por resumir un poco, podemos encontrar fabricantes que venden la potencia real, otros que tienen cuerpos de caldera de mayor potencia modificados o limitados en electrónica, haciendo escalonado de potencias menores, ofreciendo una ventaja como hemos comentado.
Pero esto también sirve para entender que a veces comprar una caldera de 20 o 24 KW, y hacerla trabajar a menor potencia como 14 KW, ofrece mejores resultados en todos los aspectos que comprar una de 16 KW

Escriba una reseña

¿AJUSTAR LA POTENCIA DE LA CALDERA A LAS NECESIDADES REALES DE LA INSTALACION?

¿AJUSTAR LA POTENCIA DE LA CALDERA A LAS NECESIDADES REALES DE LA INSTALACION?

5 otros productos en la misma categoría: